miércoles, 15 de enero de 2014

La auténtica cara del capitalismo




En defensa del capitalismo de libre mercado se dijo en su día -en contra de la economía de ideas socialistas- que es el único sistema económico capaz de ofrecer a los ciudadanos una auténtica igualdad de oportunidades, el único capaz de convertir a un mendigo en millonario.

Hoy día, en medio de esta crisis mundial y provocada, sabemos que hasta esa afirmación es mentira y que los escasos pobres que lograron enriquecerse fueron sólo unos tristes comparsas para vendernos un sistema injusto, insolidario y cruel que ha producido y sigue produciendo millones de seres viviendo en la indigencia, sin recursos para llevar una vida medianamente digna.

La culpa de este fracaso radica en la palabra clave de este sistema , competencia, unida a la propia naturaleza humana. Con el tiempo, la libre competencia pasó a convertirse en feroz competitividad que es la piedra filosofal sobre la que se asientan las ideas capitalistas, su dogma más sagrado.Se hace patente ya desde la misma escuela y, bajo su filosofía, el mundo se está convirtiendo en un lugar inhabitable para más de la mitad de su población.

Esa feroz competitividad, esa constante lucha por lograr el enriquecimiento personal a costa de los otros, es lo que ha convertido la vida en el planeta en una carrera hacia la meta del poder y la riqueza sin tener en cuenta para nada los métodos utilizados para alcanzarla.Ya todo vale con tal de servir al dios dinero.

Y al final, los ganadores sólo son unos pocos mientras que los perdedores son millones de seres sobreviviendo con las migajas que los otros se fueron dejando por el camino, millones de seres medio arruinados e insatisfechos.

Sólo el día en que nos demos cuenta de la situación real en que vivimos, sabremos hacer frente a este disparate. Pero ese día va a tardar porque nos durmieron tanto, nos dogmatizaron de tal manera, que costará todavía siglos de hambre y de miseria el conseguir terminar con este sistema depredador de seres humanos.

El poeta del pueblo Miguel Hernández ya lo vio claro y así lo dejó escrito en uno de sus bellos sonetos:

"Nosotros no podemos ser ellos, los de enfrente,
 los que entienden la vida como un botín sangriento,
 como los tiburones, voracidad y diente,
 panteras deseosas de un mundo siempre hambriento"

40 comentarios:

  1. Buen texto, y muy buena la viñeta que has colocado. Creo que era ayer mismo decía yo en el blog de una amiga, que muchos si el mundo fuera un huevo, lo freían y se lo comían. Como esto no lo pare nadie, no cabe duda de que terminan comiéndonos.

    Un abrazo Jerónimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el camino que lleva esto Rafa, nos van a comer por los pies como sigamos de brazos cruzados.

      Gracias por dejar tu huella.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado Recomenzar.
      Vuelve cuando quieras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. No creo que tardemos tanto. Ellos no podrán vivir sin nosotros. Todos vamos en el mismo barco.
    Eso es lo que creo y por lo mismo es por lo que hay que denunciar.
    O nos salvamos a nosotros o nadie nos salvará.
    Ni los políticos, ni los ricos.
    ¡¡¡A por ellos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes más razón que un santo Socorro.
      O nos movemos o nos mandan a todos a vivir bajo un puente.

      Gracias por tu visita.

      Eliminar
  4. Si se comieran el huevo todo se les acabaría, por ello hay que hacerlo hasta un punto que, sin que nos maten, puedan seguir ordeñándonos; el negocio debe de seguir funcionando.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Emilio, se lo tienen bien estudiado.
      Todos estos no son más que unos nostálgicos de los tiempos en que la esclavitud estaba bien vista y, si los dejamos, vuelven a instaurar las monarquías absolutas y a pisotear nuestras vidas.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Tienes toooda absolutamente tooda la razón JERÓNIMO, el gran problema del capitalismo es que no se ha puesto límite ni por arriba,ni por abajo... es decir, esa supuesta autoregulación del mercado, esa libertad se ha convertido en libertinaje, no es la competencia lo que ha hundido el sistema, lo que lo ha hundido es que el único objetivo es el beneficio individual, material, sin límite, ni medida y cuando eso prima sobre todo, cuando ingentes cantidades de capital se acumula en poquísimas manos pervierte el sistema porque esos pocos aplastan al resto en su ansia desmedida por seguir acumulando, amasando y exprimiendo a los demás, yéndonos ootra vez al dibujo social de la pirámide del medievo... la base empobrecida enoorme abajo, los señores, cuatro amigos, arriba del todo...


    Sí, sin duda la caída del capitalismo feroz que sufrimos llegará, tal cual cayó el imperio romano, porque la crisis no es solo económica, es a toooodos los niveles.. ojalá pudiñeramos evitar la violencia que se generará, pero como no somos capaces de pensar terminaremos a porrazo limpio... es triste mirar la historia y ver que no aprendemos nada de nada... por eso estamos tan quietos... todos queremos que haya cambios pero nadie hace nada por emprenderlo y así, solo que la explosión... siento ser tan poco alagüeña, pero es lo que intuyo .. Gamonal, pyede ser el comienzo aquí... no sé... la verdad es que no sé que va a pasar, pero así, no duraremos mucho.


    muuchos besos mientras nadamos para que los tiburones de Miguel Hernández no nos devoren o no consigamos encontrar la forma de pescarlos nosotros a ellos:))



    PD
    Me alegro mucho de tu precioso viaje abajo, discúlpame por no llegar a recibirte a la estación:))

    ResponderEliminar
  6. Aaaah! y.. preciosa la niñita de la cabecera...
    ...Si miráramos con su atención el agua del mar...

    Mmmmm, otro gallo nos cantaría... quizá otro pescadito:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí creo que la competencia tiene mucho que ver en el funcionamiento del sistema.
      Al igual que en la manada de muchas especies animales, el macho dominante se queda con todas las hembras para él, en este sistema injusto el más poderoso acapara todos los beneficios. El Estado debiera poner freno a ese ansia de riqueza y no volverse cómplice de los desaprensivos. Por supuesto que así volveremos a la estructura medieval, ya falta poco.Por eso hay que cambiar este sistema desde dentro.

      El barrio de Burgos nos ha dado un ejemplo de lo que sí deberíamos hacer todos.Si todos unidos actuáramos así ante las injusticias, este mundo empezaría a ser otro.Pero me temo que en fondo la mayoría están conformes con el sistema mientras le lleguen sus migajas y el miedo al pataleo es mucho y más con la experiencia de este país.Pero no hay otra salida.

      Gracias María por tu siempre interesante opinión.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Creo que no es un problema del capitalismo, socialismo, comunismo (o como lo quieran calificar) sino un problema de mandato; sin ir más lejos ahí está Cuba, que supuestamente es la cara opuesta, y el pueblo no tiene ni un jabón para bañarse. O Venezuela donde el presidente dice que no hay papel higiénico “porque comen más”. Por otro lado a Obama le dan el Premio Nobel de la Paz.
    La política es un gran circo. Se necesitan presidentes con valores que piensen en el pueblo, no importa cómo se califique el sistema.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno , es cierto que el sistema socialista también fracasó, pero aún así no me puedes negar que era más equitativo.Y el fracaso vino por culpa de los nefastos dirigentes políticos y de los continuos bloqueos del mundo capitalista.
      Lo de Cuba no se puede comparar con nada porque Cuba es una isla en todos los sentidos, no solo el geográfico, rodeada por tiburones que no le van a permitir desarrollarse nunca, que le están poniendo trabas en todos los terrenos y que molesta al capitalismo más salvaje.Y el caso de Venezuela es parecido con el agravante de tener por dirigentes a políticos mediocres.
      No creo que sea cosa de tener solo buenos presidentes, es más bien cosa de todos, del pueblo que es o debiera ser en definitiva el dueño del poder en los países democráticos.

      Gracias Vivian por dejar tu opinión.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Tienes razón Jerónimo. A mí estos temas no me gustan mucho, incluso me cuesta comentarlos, pero quería que supieras que pasé a visitarte y dije eso por ciertos recuerdos de Cuba.
      Es un poco complicado todo lo que pasa ( o tal vez para mí)
      Un beso

      Eliminar
    3. No Vivian, pero si tienes razón en que en Cuba se vive mal en términos generales y que aparte del bloqueo USA está la dictadura interior con lo que al pueblo, desde fuera y desde dentro, se le ponen cadenas constantemente.Pero aún así, en Cuba no hay corruptos ni estafadores, ni personas que acaparan inmensos capitales mientras otros a su alrededor mueren de hambre, a eso me refería.
      Y es cierto, estos temas no son agradables pero ocurre que es tanta la indignación que producen que uno necesita exponerlos para que al menos se comparta esa indignación.
      A mí me gusta más escribir poesía o cuentos pero también me interesa la actualidad porque no soporto las injusticias ni la hipocresía de este mundo nuestro.

      Gracias de nuevo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Coincido contigo en que no es sólo un problema de dirigentes, que están donde están porque los hemos colocado en su poltrona, es en mi opinión un problema de conciencia. Cuando en septiembre de 2013 se rompió con el modelo de sanidad universal en nuestro país y no fuimos capaces de protestar ante una medida tan injusta, iniciamos un camino de insolidaridad que tiene difícil retorno. Muchos aún piensan que mientras a ellos no les toque no van a mover un dedo para defender a los que se quedan por el camino, y esa mentalidad da alas a los que sin escrúpulos atacan a los más débiles.

    Creo que si miramos indolentes la desgracia del vecino y no somos capaces de pelear por los derechos de todos, nos condenamos a vivir en una sociedad egoísta basada en el sálvese quien pueda, sin conciencia y sin esperanza. Suena horrible, pero si no cambiamos de actitud quedaremos a merced de un sistema en el que las personas cada vez valdremos menos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Una aclaración, he puesto 2013 y fue en septiembre de 2012 cuando se quebró el sistema de sanidad universal que era un principio básico de nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Ana Isabel. Si ante algo tan importante como es el desmantelamiento de una sanidad gratuita y totalmente pública no nos movilizamos en masa, ¿ante qué nos vamos a movilizar?. Estas últimas manifestaciones de apoyo a lo ocurrido en el barrio de Gamonal en Burgos abren un horizonte de esperanza de que algo está cambiando, pero el caso es que no estamos mentalizados y nos falta eso que tu apuntas, solidaridad. Somos un pueblo apático en ese aspecto aunque luego sí seamos solidarios en otros campos como es el caso de los trasplantes o de la donación de sangre.. Creo que en el fondo de lo que lo huimos es de la violencia, algo en principio lógico y natural, pero no cuando te están quitando derechos adquiridos con mucho sacrificio, eso también es violencia.

      Muchas gracias por tu opinión y por acercarte hasta mi blog.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. ESTA BAINA CADA VEZ ESTÁ PEOR.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo digas Reltih, nos están poniendo las cosas cada día más difíciles.

      Gracias por pasarte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Has explicado muy lo que es el capitalismo. Las oportunidades solo son para unos pocos, que ya parten con amplia ventaja desde el nacimiento. Para el resto, migajas y puñetazos si se revela.
    Y da igual el país, continente o raza.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que da igual, es algo universal por desgracia.
      Cada vez tenemos menos derechos y los de arriba, cada vez tienen más y cada vez son más ricos. Un mundo así no se puede sostener, hay que hacer algo para que esto no ocurra.

      Gracias Ohma.

      Abrazos.

      Eliminar
  12. Me encanta Miguel Hernandez, Jerónimo, no se podía haber dicho más bonito, que con la poesía elegida por ti.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Amapola, también es uno de mis poetas favoritos.
      Él sabía muy bien de lo que hablaba.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Tienes razón en todo amigo Jerónimo, nos va invadiendo ese capitalismo que ya se respira como forma de vida, se puede vivir de otra manera pero… es más difícil, a lo bueno nos acostumbramos rápido sin darnos cuenta que el pastel siempre se lo comen los mismos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Lola, y para los demás, para la inmensa mayoría, los trocitos que ellos no quieren.
      Es cuestión de conciencia y de salir a la calle a protestar, como ha ocurrido estos días atrás en varias ciudades españolas.

      Gracias por tu lectura y tu opinión.

      Abrazos.

      Eliminar
  14. Yo creo que la invasión pasó por el consumismo, eso fue lo que nos llevó al capitalismo porque la idea no debió ser convertir a un mendigo en millonario sino en que todos tuviésemos las mismas oportunidades. El otro día veía en una foto como festejaban en la Nasa el amartizaje de "Curiosity" Se gastaron 2500 millones de dolares para buscar indicios de vida en Marte cuando nuestro propio mundo se está muriendo ¡Es tan absurdo!

    ResponderEliminar
  15. La poesia de Hernadez hermosa y la foto de la niña como vos decís ¡Una pasada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lyliam, me encanta verte de nuevo dejando tu opinión en mi blog.
      El consumismo y el afán de querer ser lo que nunca seremos, ricos como ellos, los que manejan los hilos del sistema.Si de verdad existiera eso que llamamos democracia, para gastarse esos 2500 millones en explorar Marte deberían haber consultado antes con el pueblo mediante un referendum. Pero nunca es así, ahí está la prueba de que no pintamos nada excepto a la hora de depositar los votos en las urnas, entonces sí que nos necesitan.

      Gracias por venir y lo dicho, me encanta verte de nuevo escribiendo y visitando a los amigos. Vos sí que sois una pasada...:)

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Lo peor de ese capitalismo es el dulzor de su envoltura. Utilizando la frase que tú mismo has citado, los mendigos, los pobres, los perdedores censuran el capitalismo. Pero solo porque no los ha convertido aún en millonarios, que es (ése y no acabar con el sistema) su único objetivo. El virus está inoculado en toda la humanidad y -lo que es peor- aceptado. Únicamente nos molesta el papel que nos ha tocado jugar. Preferíamos el otro.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto Amando, has dado en la diana. Ese y no otro es el motivo de que esta situación perdura y nadie mueva un dedo para cambiarla.Somos tan ingenuos que creemos que tenemos las mismas oportunidades que los que manejan los hilos para ser como ellos un día, algo tan absurdo como pretender alcanzar la luna sin cohete.Nos han contado tantas milongas y siguen contándolas, que hemos terminado por creerlos.

      Tengo una vaga esperanza de que este panorama está empezando a cambiar y de que nuestros hijos van a ver por fin un mundo más justo.Aunque solo es una vaga esperanza.

      Gracias por venir y por dejar siempre tu certera opinión.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. "Competencia" no deja de ser un sarcasmo. Los capitalistas no compiten, cooperan para enriquecerse, pero nos obligan a los demás a competir para sobrevivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto también.Hace tiempo que ellos dejaron de competir entre sí, pero seguimos sin verlo.

      Agradezco tu presencia y tu opinión.

      Saludos.

      Eliminar
  18. Hola, Jerónimo. He venido a pasearme por tus blogs. Respecto a lo que dices en esta entrada, no podría estar más de acuerdo. Destaco dos palabras que, quizás, lo resumirían FEROZ y COMPETITIVIDAD, la ley de la selva, de pisar a quien haga falta buscando el propio beneficio. Ayer oí en la radio un dato escalofriante: en España hay 85 personas que poseen el 40% de la riqueza de nuestro país. Pobre democracia, ¿dónde habrá quedado? Muy bonitos y oportunos los versos de Miguel Hernández, el poeta de los pobres.
    Además veo que compartimos gustos: Toni Zenet tiene una sensibilidad muy especial para componer y para cantar, es uno de mis habituales. Y Audrey Tautou tiene un encanto dulce que ya quisieran muchas marylines. Volveré.
    He visto que tb escribes poesía. Ahí me pillas. Nunca me he atrevido con ella, creo que lo mío es la prosa, sin embargo: a nadie le amarga un dulce.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto una de tus entradas a la derecha: juegos matemáticos. No sé a qué nivel estás en esas lides, pero te recomiendo un blog que quizás te guste, también juegan con las matemáticas.
      http://semgarraf.blogspot.com.es/
      Espero que te diviertas y no te asustes.
      Otro abrazo

      Eliminar
    2. Marta, lo primero agradecer tu amable comentario así como tu visita a mi blog.
      Pues sí, esos datos que dejas ya los había visto y son vergonzosamente reales.Una minoría insignificante en cuanto a la población de este país, acapara casi la mitad de la riqueza, así de trágico.
      Me encanta que compartas mis gustos poéticos y musicales, .
      En cuanto a la poesía, es cierto, tengo otros dos blogs donde publico mis poemas. En el fondo es la poesía lo que más me interesa aunque abrí este blog para desahogarme en cuestiones políticas aunque también publico en él prosa literaria.Te animo desde aquí a que intentes escribir versos, quien sabe, a lo mejor resulta que eres una gran poetisa y no lo sabes.:)

      Gracias por el enlace, lo visitaré. me gustan también las matemáticas y mucho.
      Pasaré también a visitarte de nuevo, por supuesto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Lo que estamos viviendo
    Nunca lo pense que iba a pasar
    Es mundial
    nadie se salva de eso

    ResponderEliminar
  20. Es mundial, pero en unos sitios es más grave que en otros.
    Esperemos que pase esta tempestad, Mucha.
    Gracias de nuevo por tu visita y opinión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Muy interesante, una revisión imparcial
    enfocada a nivel general.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Teresa por dejarnos tu opinión sobre esta entrada.

      Un abrazo.

      Eliminar