jueves, 17 de octubre de 2013

ANATOMÍA DE UNA CRISIS: UN PLAN PERFECTO




Una luminosa mañana de 2008, en algún lugar de Europa, tuvo lugar una reunión secreta a la que asistieron todos los miembros de la TROIKA (Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacional (FMI). Y no me preguntéis cómo, pero el caso es que el acta de dicha reunión terminó por caer en mis manos y yo, con mucho gusto, la transcribo tal y como me llegó, sin quitar ni añadir un punto o una coma, para que todos los que se acerquen a este blog conozcan de primera mano de qué se habló y qué se decidió en esa importantísima reunión... (las gracias me las podéis dar al final).

ACTA DE LA REUNIÓN SECRETA DE LOS MIEMBROS DE LA TROIKA CELEBRADA EN UNA IMPORTANTE CIUDAD EUROPEA EN UN LUMINOSO DÍA DEL AÑO 2008.

PUNTO 1. De todos es conocido que ELLOS, los parias, los mal llamados CLASE MEDIA, están adquiriendo cada día más derechos, más poder adquisitivo y -lo más grave- más poder político.

PUNTO 2. Mientras NOSOTROS, los elegidos, los descendientes de la nobleza que gobernó Europa y el mundo durante siglos, estamos perdiendo poder y categoría social y, por tanto, también dinero.

PUNTO 3. Por lo tanto, ha llegado el momento de poner en marcha de forma oficial esa crisis económica a nivel mundial que llevamos años preparando para quitar poder y derechos a los parias y para que nosotros recuperemos el lugar que por justicia nos corresponde.

PUNTO 4. Esta crisis tendrá que comenzar disfrazada de crisis bancaria y a ser posible fuera de Europa para que sea más creíble. A continuación y como primera consigna hay que difundir la idea de que la crisis ha sido provocada por ELLOS, los parias, por haber estado viviendo durante años  por encima de sus posibilidades.

PUNTO 5. El siguiente paso, y siempre con el único objeto de acabar con la crisis, será RECORTAR en derechos sociales, en prestaciones, en sueldos y en pensiones, además de modificar a la baja las leyes laborales y sociales que los protegían. Así mismo, subiremos el IVA y todo tipo de impuestos y como medida final mandaremos al paro a millones de ellos.

PUNTO 6. A continuación hay que convencerles de que es imprescindible inyectar dinero público a los bancos haciéndoles creer que ese dinero se recuperará al final de la crisis.

PUNTO 7. También es importante privatizar la sanidad así como aumentar los presupuestos destinados a la enseñanza privada mientras que a la pública hay que subirle las tasas y limitar el acceso a becas.Importante también es recortar las partidas destinadas a investigación y cultura. Aunque protesten un poco, no se atreverán a más porque, a estas alturas, ya tendrán asumido que son ELLOS y no otros los principales causantes de la crisis y que por tanto les toca arrimar el hombro para salir de ella.

PUNTO 8. Cuando se quieran percatar del engaño, habrá pasado un mínimo de ocho o diez años, periodo suficiente para hacer que todo vuelva a ser como antes, como siempre, que cada uno estemos en el lugar que nos corresponde por nuestra importancia social.

PUNTO 9. Cuando ello ocurra (cuando empiecen a indignarse de verdad), les subimos un punto los sueldos que les habíamos bajado cinco puntos, hacemos que bajen los precios de algunos productos de primera necesidad y empezamos a permitir que se creen algunos puestos de trabajo (no muchos) pero, eso sí, sin cambiar un ápice la Nueva Reforma Laboral. Todo ello acompañado de noticias optimistas del tipo: "Ya se ven los primeros signos de recuperación de la crisis" " El mes pasado el paro disminuyó en 33 personas" "La prima de riesgo está en su nivel más bajo desde el 2010" "La balanza exterior ha experimentado una subida sustancial y nuestras exportaciones se han incrementado al tiempo que el índice bursátil y el Ibex 35? suben como la espuma...?"...etc...etc...

PUNTO 10. De esta forma, volverá el optimismo a sus grises vidas y hasta verán en nosotros a los salvadores de una situación que se puso muy negra, de una crisis mundial que amenazó con destruir el estado de bienestar que,en unos años (sin especificar), volverá a ser real. Incluso el optimismo llegará a ser de tal calibre que en las próximas elecciones nos volverán a votar en masa y podremos así seguir manejando los hilos.

CONCLUSIÓN. En los ocho o diez años que dure la crisis, NOSOTROS, los elegidos, habremos recuperado poder y prestigio y, sobre todo, habremos multiplicado nuestras fortunas que seguirán depositadas en tranquilos paraísos fiscales, aunque para disimular habremos anunciado previamente una amnistía fiscal donde no hemos tenido más remedio que pagar a hacienda el 10% de nuestros depósitos.

Y ELLOS, los parias, habrán perdido casi todos los derechos laborales y sociales adquiridos a lo largo de los últimos ochenta años pero, eso sí, los dejaremos convencidos de que la culpa de todo la tuvo la crisis mundial que ELLOS  mismos provocaron con su afán de vivir por encima de sus posibilidades. Y nadie moverá un sólo dedo.

   ¡¡¡UN PLAN PERFECTO!!

video