martes, 18 de junio de 2013

Búsqueda



"Hay millones de personas por ahí
pero,en realidad,
todo se reduce a una sola..." (*),
a esa que nos pasamos la vida buscando
para compartir con ella
todos nuestros sueños,
todos nuestros miedos.

Buscamos primero
a la persona idónea, única,
que nos ayude a liberarnos 
de todo ese amor
que lleva tiempo abrasándonos
como si de una tea incandescente
se tratara.

Si, al pasar el tiempo,
la persona idónea no aparece
-algo que suele ser frecuente-
buscamos entonces
a la persona adecuada
para librarnos
de la inmensa carga de la soledad,
la misma que lleva años
aplastándonos el alma
como una pesada losa
húmeda y fría.

Si esa tampoco aparece,
terminamos buscando
a aquella que,
cuando llegue la desgraciada hora
de la decadencia,
sepa abrazarnos con fuerza,
con la misma fuerza
y la misma ternura
que un día ya lejano,
cuando para nosotros comenzaba
a brillar el sol,
nos abrazaron
aquellos otros brazos,los primeros.

Y luego están aquellos que,
cansados de buscar
la verdad y el amor por el mundo,
deciden buscarlo
en el lugar por el que deberían
haber comenzado,
en su propio interior.
Estos son, en definitiva,
los que más suerte tienen:
casi siempre
terminan por encontrarlos.

"La felicidad es interior, no exterior; por tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos" - Henry Van Dyke

(*) Frase de la película "Amor loco/amor prohibido" (2001) de John Stockwell.


25 comentarios:

  1. Muy bella entrada Jerónimo, Enhorabuena, bellos sentimientos.

    besos.

    ResponderEliminar
  2. Y que montones de verdades que has contado. Muchas veces se busca la pareja con la que compartir tu vida por varias razones. Unas por amor, otras por necesidad, otras por temor a la soledad, y otras muchas y se dan bastantes casos simplemente por comodidad e interés.

    Un abrazo Jerónimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Rafa, de todo hay en la viña del señor. Creo que a medida que envejecemos exigimos menos a la vida.

      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  3. Muy hermoso, lo bueno está en encontrarla y saberla mantener. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre es posible, pero sí probable. Lo que importa es no perder nunca la ilusión.

      Gracias por tu lectura Delfín.

      Eliminar
  4. Me parece que sí porque a las personas no se les busca se choca con ellas en cualquier momento y sabrás si es lo que esperabas encontrar, esperando ser justo en tu análisis.

    Buen texto para meditar.

    Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cierto modo, así es Aída. pero la intención del texto es hacer notar que a medida que envejecemos, exigimos menos a la vida en cuestión de relaciones humanas porque lo que importa al final es no estar solos...aunque no todo es válido para todas las personas.

      Gracias por tu huella.

      Abrazo.

      Eliminar
  5. Realidad contundente en tus versos. Búscate a ti mismo y encontrarás la persona idónea que te acompañe para el resto de tus días…confía en ella y ámala. Preciosa reflexión!!!
    Abrazo, besos y un lindo amanecer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ese es el comienzo de todo ceciely, el conocerse a uno mismo y el aprender a querernos a nosotros mismo. lo demás llega solo.

      Gracias por tu presencia.

      Abrazos.

      Eliminar
  6. Buscar ideales es una pérdida de tiempo tan grande que mientras lo haces puedes perderte cosas muy interesantes.
    Creo que todos somos poseemos muchas cosas ideales solo tenemos que encontrar la persona que lo sepa descubrir.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto. No podemos malgastar el tiempo en buscar el ideal porque es difícil de encontrar, pero no podemos dejar de sentir que ese ideal existe en nuestra mente.

      Gracias por tu visita a mi blog y por dejar tu huella.

      saludos.

      Eliminar
  7. Exquisitos versos.
    Qué forma hermosa de escribir tienes.
    Un abrazo enorme y te seguiré leyendo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable Andrómeda, gracias por tu lectura y opinión.

      Abrazo.

      Eliminar
  8. Como escrito te ha quedado de lo mejorcito que te he leído, sin duda, el final tal cual dices debería ser el principio a veces pienso que debería enseñarse desde la escuela porque sin duda es lo único que ayuda al ser humano a sentirse a gusto, nada de lo que se consiga fuera sirve de nada si dentro no está todo en orden y armonía.

    Respecto a las tres primeras búsquedas creo que ese es el error de base, uno no puede buscar el amor de su vida o te encuentras con él o jamás lo encontrarás por mucho que remuevas todas las arenas de un desierto, lo demás... bueno, lo demás son sucedáneos, las compras a granel y por recurso, nunca suelen satisfacer a nadie.

    Un abrazo grande JERÓNIMO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maría, excelente tu comentario con el que estoy de acuerdo.
      Yo empleo la palabra buscar con el sentido de "esperar a que aparezca", aunque sé que tan iluso es lo uno como lo otro. Pero no me negarás que un ideal de persona lo tenemos todos, aunque sea de forma inconsciente.
      Y, desde luego, el secreto está en conocerse a sí mismo, en quererse a sí mismo, añadiría yo.

      Gracias por tu huella, siempre interesante.

      un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. TIENES TODA LA RAZÓN!!!!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Reltih por tu lectura.

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  10. Hubo un tiempo, que no es, empeñada en la ímproba tarea de discernir idoneidad y adecuación.
    Pronto descubrí con sorpresa que idoneidad y adecuación eran el atributo que A MÍ me faltaba.
    Hallé la solución inmediatamente.
    Y encontraba la piedra talismán, mi alter ego.
    Fuimos inmensamente felices. Hasta que la muerte se presentó 'sin identificarse', ¡ay!

    (Me ha encantado el post, Jerónimo)

    Abrazo grande

    ResponderEliminar
  11. Ese descubrimiento y sus consecuencias te dignificó como persona y logró para ti el merecido premio.
    Pero la muerte no entiende de dignidad y siempre viene a estropearlo todo. Lo siento.

    Un placer, no solo leer tus poemas Pilar, también lo es leer tus brillantes comentarios.

    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  12. Hace muy poco que te leo y no se me da muy bien el seguir los blogs, pero la intención está.
    No conozco todo el recorrido que has tenido con el blog, pero sé que lo que he visto me gusta y eso te hace ver que da igual la edad que tengas los sentimientos y las experiencias no entienden de edad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Los sentimientos no, pero la experiencia sí tiene que ver y mucho con la edad, créeme.

      Te agradezco tu sinceridad y tu visita a mi blog.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  13. Que entrada tan linda, profunda. te felicito!!

    un abraxo!

    ResponderEliminar