lunes, 5 de noviembre de 2012

Dudas razonables 4



Cuando subía a la tribuna

y tomaba la palabra
rodeado de las masas entregadas,
enfervorecidas y sedientas de cambios...
¿...era consciente de que
 todo lo que iba a decir
no eran más que mentiras estudiadas meticulosamente
cuyo único fin no era otro que
ganar las elecciones y llegar al poder?
O...
¿...por el contrario,
era un tipo sincero 
que creía firmemente
que todo lo que decía en sus discursos
se haría realidad
porque iba a luchar para que así fuera
pero que después
las circunstancias 
(mercados,deuda,prima de riesgo,Europa...)
le obligarían a hacer
todo lo contrario de lo que dijo
y,con ello,
a renunciar a todas sus promesas electorales?

Las dos opciones tienen sus partidarios.

Pero hay algo que,al menos para mí,está claro:
Si se trata de lo primero,debería dimitir por haber mentido a sus electores..
Y si es de lo segundo de lo que se trata,debería dimitir porque fue elegido para gobernar aplicando su programa electoral y no lo está haciendo.Son otros los que gobiernan por él con un programa totalmente contrario al suyo.