sábado, 1 de diciembre de 2012

La nueva religión

                                            (Fotofrafía tomada de la red)


La nueva religión se llama Capitalismo Salvaje y,en pocos siglos,ha conseguido más fieles que las religiones tradicionales en toda su larga historia.Sus predicadores convencen con los hechos, no con la palabra:lujosas mansiones,coches espectaculares,viajes de placer por todo el mundo...en fin,un tren de vida envidiable que es el paraíso a alcanzar por los millones fieles de seguidores de esta nueva religión.
Pero también aquí hay demonios que tientan a los fieles y que intentan sacar tajada de su incondicional devoción.En este comienzo de siglo,los demonios están consiguiendo llevar a la nueva doctrina a su crisis más profunda.Y a los millones de fieles seguidores,al igual que ha ocurrido siempre con el resto de religiones,sólo les queda rezar para que el nuevo dios sea justo con ellos y destruya a los demonios:

ORACIÓN:

"Te ruego,oh señor del capital,
que protejas mi escasa cuenta corriente 
para que los demonios que habitan 
en el infierno de la especulación 
no me la inviertan 
en acciones preferentes.
Amén"



18 comentarios:

  1. A pesar de la cruda realidad, tus versos no pueden más que arrancarme una sonrisa.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que poner un poco de humor a tanta tragedia.

      Gracias Rafael por tu lectura.

      Eliminar
  2. El fotógrafo estuvo muy oportuno y no se si reír con la foto o llorar. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, en este caso es cierto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo Emilio que a pesar de que los mayores culpables de todo este desaguisado son los bancos y los políticos que han permitido los desmanes de los mismos,también habría que analizar la estupidez de algunos por pensar que los créditos millonarios que daban los bancos era una especie de regalo llovido del cielo.Muchos se endeudaron hasta las cejas pensando que el cielo proveería y no ha sido así.

      Saludos.

      Eliminar
  3. JAJAJAJAJAJAAJA MUY INGENIOSO TU POST. APARTE DEL GRAN SARCASMO DE TU TEXTO, ES UNA GRAN REALIDAD.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya hecho sonreír Reltih,aunque en el fondo ,como dice Emilio,sea para llorar.Un poco de humor nunca viene mal.

      Abrazos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias Carolina por tu visita.

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  5. Capeau, por esta entrada,sí señor.
    Yo no comulgo con esta religión,aunque reconozco ciertas debilidades por las que ahora rezo sin descanso para que no se me las lleven los demonios...
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Ciertas debilidades tenemos todos Marinel,es de humanos tenerlas.
      Otra cosa es la ambición de algunos de la que se aprovechan los de siempre.

      Gracias por tu visita.
      Abrazo.

      Eliminar
  7. La foto es tremenda.
    Buenísima.

    Todos arrodillados ante el dinero.
    El capitalismo y una de sus capillitas ante la que se postra la feligresa...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Toro,cuando nos defrauda una religión,enseguida nos buscamos otra.
      Somos incapaces de valernos por nosotros mismos.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Ego te absolvo a pecatis tuis
    si antes manifiestas
    propósito de enmienda
    dolor de los pecados
    y cumplir la penitencia.
    Jaculatoria para antes de agarrarse a la sábana blanca y echarse una, dos, veintisiete cabezaditas con Morpheus.
    'Señor, que viniste a traer pobreza entre pañales:
    Nunca permitas que los espabilados diazferranes que todo lo enmierdan nos den lecciones de moralina.'
    Amen
    Pero ¿y esto, lo leerá el señor de la ceoe, o el señor de los anillos?
    Ah, vale.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de la ceoe solo lee los índices bursátiles,todo lo demás es basura para él.
      Buena jaculatoria Pilar.pero me temo que el rezar no nos va a servir de mucho si no utilizamos también el mazo.

      Abrazos.

      Eliminar
  9. Quizás lo más triste es que al ser humano se le acaban las excusas para hacerse responsable de su propia vida. Dioses y santos, milagros y fenómenos, fe ciega, fe muda, fe perezosa. Cuando el dios capitalista nos falle todos irán en busca de otro salvador, nos faltan cojones para tomar las riendas y hacer que las cosas pasen.


    Ultimamente tu inventiva está más filosa, eso me gusta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Somos así de dependientes,cierto.Excepto los espabilados de turno que no se encomiendan a nadie.
    Gracias por tu apreciación.

    Saludos.

    ResponderEliminar