lunes, 15 de octubre de 2012

...Y YO SIGO INDIGNADO.








Es todo tan volátil en estos ciegos días


en que la tibia luz apenas surge,
que no encuentro motivos ni momentos
para lanzar sonrisas a la vida.
Es todo tan absurdo, tan triste, tan vulgar,
que me muero por un café cargado
después de las noticias de las tres.

Crisis, la mágica palabra

de los buitres leonados del momento.
De esos que siguen todavía,
al cabo de los años,
desgarrando la piel de la carroña.

Dicen crisis y se frotan las manos.

Es la palabra crisis
la que repiten sin cesar, como la letanía
de un sórdido rosario bajo la firme bóveda
del templo milagroso de la bolsa.
Vibran ante la sucesión mecánica, enfermiza,
del índice bursátil de sus sueños.





Nadie habla ya de campo, de cosechas.

Nadie se acuerda ya de la riqueza
de aquel noble y feliz sector primario.
Sembrar ya es una ruina.
Ahora lo que enriquece es la inversión
en empresas fantasmas.
Ahora la economía sólo depende
de un rebaño de ambiciosos posesos
gritando sus consignas.
Ahora es tiempo del llanto y desconsuelo
de esos "pobres" banqueros,
porque el último año ganaron diez millones
menos que el anterior.






Mientras,

los que sacaron  a flote la nación
con su honrado trabajo,
se hunden en la ruina más sombría,
sin que nadie se preocupe por ellos.
Sólo en tiempos de votos
somos todos demócratas e iguales.
Después,cada uno a su olivo.
Ellos, los de la "prima",
a relajar sus nervios en plácidos paraísos...fiscales.
Los demás,
a la cola
de una inútil e infame oficina del paro.


Es todo tan irreal, tan injusto, tan burdo,

en estos tristes tiempos,
que no encuentro momentos ni motivos
para lanzar sonrisas a la vida.




16 comentarios:

  1. La crisis ha conseguido una cosa de mí, no comprar prensa y no leer noticias de la radio y televisión.

    Ahora bien, tampoco quiero estar aislado del mundo, mi información viene por canales alternativo leyéndolos y viéndolos cuando y como quiero, ya está bien que me calienten la cabeza mientras un periodista que se debe a un periódico facha trate de convencerme de las bondades de estos recortes que nos están matando.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabia decisión Emilio.Yo procuro hacer lo mismo,pero nos tienen invadidos.Hace ya muchos años que la información dejó de ser imparcial.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Jamás imaginaba yo tener que vivir algo así...
    Ahora,ese jamás me hurga las entrañas a cada poco,haciéndome maldecir una y otra vez los titiriteros que me han hecho vivirlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ninguno esperábamos esta situación.Sin embargo,si repasamos la historia,los anormales son los periodos de paz y progreso.Así ha sido siempre,por desgracia.

      Abrazos Marinel.

      Eliminar
  3. No podemos dejarnos ganar por el desánimo y el desaliento. Somos más y podemos más que todos ellos. El día que claudiquemos, habrán ganado.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Dolega,somos más pero más desunidos y más desorientados.
      Ellos,los que tienen la sartén por el mango,saben muy bien lo que están haciendo y por qué.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Poco más que añadir a lo ya dicho, pero es la realidad que tenemos, por desgracia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí,por desgracia es así,pero te va minando la moral.

      Abrazos Rafael.

      Eliminar
  5. ESTOS TIEMPOS ESTÁN MUY MALOS, SE SIENTEN MUY FEOS.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que algunos nos los ha puesto así de malos.

      Abrazos.

      Eliminar
  6. Nos han robado y engañado.
    Y se quedan tan tranquilos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro,ese era su plan.Lo tenían todo previsto.

      Gracias Toro.

      Eliminar
  7. Y seguiremos en crisis... hasta que la mayoría se revierta y deje de tener miedo de hacer algo al respecto. Si España llega a la verdadera revolución al menos habrá intentado y...quien sabe, algo pueden ganar.


    Dicen que en el mundo lo que importa es competir y no ganar. Yo soy muy oscura, creo que importa ganar, siempre, ganar, porque intentar, nunca, NUNCA, es suficiente.

    El pueblo es educado para competir y ver a otros ganar. Muy mal, no??



    Besos
    PD. Arrepentirse morir no es renacer. Creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro,sólo depende de nosotros,de nuestras inquietudes y de nuestra paciencia.Estoy contigo en que seguiremos en crisis por mucho tiempo y ellos lo saben.
      Nunca me ha gustado la competición,pero en casos como este,hay que intentar ganar siempre,estoy de acuerdo.Poruqe nos están robando.

      Saludos JK

      Eliminar
  8. Date todo el mal rato que quieras, jerónimo, que para largo va esta inversión, perversión de términos.
    Lo que ayer fue blanco, hoy está negro, gris y feo.
    Lo que ayer era dinámica de grupos, hoy es jeta descarnada de los impostores. Lo que ayer fue trabajoson esfuerza, hoy es ni más ni menos que suicidio colectivo.
    Y es que les da igual. Es más: Se ríen a mandíbula batiente. Esta mañana caía agua a capazos. Y el señor ese, el 'para qué te quiero wert', se descojonaba de risa asegurando que las quejas por SUS recortes a él no le quitan el sueño, ni le importan un bledo.
    "Sigue el agua su camino
    y al pasar por la arboleda
    mueve impaciente
    la rueda del solitario molino..."
    Quedémonos con la belleza de este poema. Mejor, mucho mejor.
    Un abrazo, Jerónimo

    ResponderEliminar
  9. Quedémonos con la belleza del poema pero no cruzados de brazos.Hay que hacer algo.Por de pronto asistir a esa huelga general del próximo noviembre,a dar voces y a exigir que pare toda esta locura.Ellos no saben de poesía,solo de cifras.

    Saludos Pili.

    ResponderEliminar