lunes, 1 de octubre de 2012

No me contéis más cuentos









Yo sé muy pocas cosas, es verdad.
Pero me han dormido con todos los cuentos
y sé todos los cuentos.

                    León Felipe, poeta.




No me habléis de milicias necesarias
ni de potentes armas disuasorias;
guardad esas ideas contradictorias
que sólo son ideas totalitarias.

Habladme de hermandad y tolerancia,
habladme de diálogo y respeto,
de borrar de este mundo por completo
todo signo de cruel beligerancia.

No me contéis el cuento humanitario
ni me habléis de las pías oenegés;
arrojar dos monedas a los pies
de un mendigo, no es ser más solidario.

Contadme que por fin en este mundo
se reparte con justicia la riqueza.
Contadme que es el fin de la pobreza,
que no existen ya niños moribundos.

¡Basta ya de políticos ineptos
comprados por las clases dirigentes!
¡Basta ya de embaucar así a la gente
con palabras vacías de conceptos!

No me pintéis paisajes de colores
con tal de conseguir un buen escaño:
sois diestros en el arte del engaño,
nada sabéis de sueños ni valores.

No me habléis de pecado y penitencia
ni de vida más allá de la muerte;
bastante penitencia es ya la suerte
de aquellos que aborrecen la existencia.

No me contéis de hazañas inmortales,
no digáis que la fe mueve montañas;
que esa fe os remueva las entrañas
para evitar que sufran los mortales...

...y eliminad fronteras y aduanas,
y despejad caminos y veredas.
Derribad el poder de la moneda
y elevad al altar la raza humana.








 

 

18 comentarios:

  1. Es un poema inmenso de ideas benévolas,sugerentes y urgentes por tomar.
    Ojalá llegase al corazón de los omnipotentes gobernantes.
    Pero no...olvidaba que no tienen corazón...
    Me encanta del primero al último verso.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez algo utópicos,pero en estos tiempos debemos hacer de la utopía una doctrina.Ellos utilizan la demagogia sin ningún pudor.Nosotros debemos utilizar nuestras armas,las palabras sensatas y razonables para cambiar el rumbo de sus políticas nefastas.

      Un abrazo,Marinel.

      Eliminar
  2. ¡Cuánta razón tienen tus versos Jerónimo!...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos que aquellos que los lean recuerden que un mundo mejor es posible.Depende de todos nosotros.

      Saludos Rafael.

      Eliminar
  3. Las estrofas de León Felipe, sirven de resumen al tuyo. Nos han dormido, necesitamos despertar, exigir aquello que nos corresponde y si no lo dan, cogerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Emilio,nos hemos confiado demasiado en que los demás nos van a solucionar los problemas y nunca será así.Sólo depende de nosotros.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Con que ganas derribaría los muros que entorpecen progresar hacia un mundo más humano : justo, sano y noble. Si pudiera hacerlo con mis manos , aún a sabiendas que es poca herramienta para tanta tarea ;lo haría. Que esta proclama , sirva para reforzar las bases primerizas que se necesitan, para construir el mundo humano y así poder atender a niños que se mueren de hambre. Entre todos podemos luchar por cubrir estas necesidades, cuando antes limpiemos de la tierra a los parásitos de la sociedad ( malos dirigentes)que obstaculizan la entrada de nuestros "materiales y ayudas"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que mantener la esperanza de que algún día cambiará esto.Aunque siempre dependerá de nosotros,de todos.Este mundo tan injusto no se puede mantener así por siglos.

      Gracias por tu aportación Agustina.

      Saludos.

      Eliminar
  5. DA MUCHO DOLOR QUE, LOS ASPECTOS MÁS IGNORANTES SEAN LOS PREDOMINANTES. GRACIAS POR ESTE CANTO A LA VIDA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Reltih por tu lectura y tu valiosa opinión.

      Abrazos.

      Eliminar
  6. Hermoso y generoso texto, Jerónimo. El mundo es pura palabraría barata por parte de quienes pretenden engañarnos.
    Mientras haya niños que se mueren de hambre, todas las palabras y la hipocresía de los rezos están de más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es tecla.Si hay algo que detesto es la hipocresía y por desgracia el mundo está lleno de ella.

      Te mando un abrazo.

      Eliminar
  7. Y así, querido Jerónimo, es como se abre los ojos. Una vez te dije que había cosas mucho más importante que las monedas y que las marchas y que los trabajos dignos y los políticos indignos, que la raza humana posaba la mirada en cosas muy extrañas. Pero hoy, tu poema si que demuestra una visión mucho más real de lo real.

    Felicidades de corazón.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto JK,la mayoría de nosotros no tiene claro qué es lo importante,lo esencial y derrochamos nuestras energías en asuntos banales.
      Se agradece tu lectura y tu punto de vista.

      Eliminar
  8. Hermoso en extremo a la vez que utópico. Pero soñar es de hombres.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos de los logros e la humanidad fueron primero utopía.Yo sueño con que algún día el mundo será así,aunque sé que no lo conoceré.

      Un abrazo Dolega.

      Eliminar
    2. Gracias por tu lectura AMAPOLA.

      Saludos.

      Eliminar