lunes, 30 de abril de 2012

IMÁGENES CON MENSAJE : La televisión


Demos un pequeño repaso a la historia del entretenimiento humano:
Lo primero fue el teatro.
Desde los griegos,fue un arte muy apreciado e instructivo.


Más tarde,al inventarse la imprenta en el siglo XV,los libros se difundieron por todo el mundo conocido, haciendo así las delicias de miles de lectores.


Luego llegó la radio amenizando las mañanas de los hogares españoles.Mientras se oía la radio,se podía hacer casi de todo: la comida, las tareas del hogar, afeitarse, incluso trabajar...


Y,más o menos,a la par que la radio llegó el cine.El cine fue todo un fenómeno de masas.Acudían a él una vez por semana (casi siempre los domingos) la familia en bloque para ver maravillosas e interesantes historias.Cuando la película era de contenido adulto,a los niños se les prohibía la entrada.


Todo era perfecto en el mundo del entretenimiento hasta que llegó...LA TELEVISIÓN.
Mientras vemos la televisión,no podemos hacer casi nada.
Nos convertimos en seres pasivos y tendemos a engordar.


El escaso valor cultural de algunos programas,consiguen hacer de nosotros unos seres cada vez más incultos.


Además,como ocurre con casi todo en el mundo actual,la televisión ha terminado siendo un instrumento más
del capitalismo salvaje para incitar al consumo de todo tipo de objetos inútiles y/o nocivos para nuestra salud mental.


Se puede decir que la televisión ha ejercido en nosotros el mismo efecto que una plaga que poco a poco nos está convirtiendo en seres abúlicos y vulgares,carentes de personalidad propia.


Y a ciertas edades, puede influir mucho en nuestra futura personalidad.

                                               

Y aunque es cierto que existen,aunque muy pocos,algunos programas que nos aportan diversión sana o cultura,la mayoría de los mismos sólo son programas basura.Por eso creo que deberíamos apagar la tele más a menudo de lo que lo hacemos y buscar entre los entretenimientos anteriores a la televisión alguno que vaya con nuestros gustos e intereses porque cualquiera de ellos nos aportará siempre mucho más que la televisión.


Resumiendo,la televisión fue,es y será siempre la misma...



                                                          


                                     
                                             
                                        
                                             
                                               
                                     
                                     


lunes, 23 de abril de 2012

Platero y yo (II)



¡Préstamelo unos días,Juan Ramón! 
Que quisiera contarle 
cómo ha cambiado el mundo desde entonces. 
Le diría,por ejemplo,
que apenas hay ya hombres en los campos. 
Que aquellos niños pobres de Moguer,
hace tiempo que dejaron de jugar a fantasmas 
en los anocheceres con niebla del invierno. 
Que el coche de las siete ya no pasa,
que ya no trae viajeros hasta el pueblo. 
Y,tal vez lo más triste, 
que apenas quedan burros,
que casi se extinguieron.
Y es que ya, no los necesitamos.
Porque ahora nuestros burros son mucho más veloces. 
Para llegar los primeros al vacío infinito de la vida 
o a la infinita nada de la muerte. 

¡Ay Platero! 
Daría cualquier cosa por volver 
a mi atormentada adolescencia.
Y pasear contigo 
por los blancos caminos de mis eternos miedos. 
Para,al anochecer,
volver de nuevo a casa
sobre tu trote alegre de burrillo asustado,igual que yo.
Deseando los dos que lleguen cuanto antes nuestros miedos 
a la segura calidez de las primeras callejas del pueblo.
El mismo pueblo que al amanecer,
bajo la caricia de un sol recién nacido,
se transformará en el paraíso 
de los burros miedosos como tú 
y de los hombres tristes como yo. 
¡Ay Platero!






domingo, 15 de abril de 2012

Platero y yo (I)



Préstame,Juan Ramón,unos días a Platero.
Que quisiera mostrarle esta luna de abril
que asoma su carita arrebolada
por detrás de los pinos.
Esta luna,la misma,que él se bebió una noche
en un cubo de agua con náufragos luceros.
Déjame que le hable de la flor del camino
o del paisaje grana en los atardeceres del verano.
Que lo baje hasta el río
para que su bocaza de burro asustadizo
se llene de nenúfares azules al beber de sus aguas cristalinas.
Y para que,más tarde,
cuando el sol achicharre con sus rayos al pueblo,
nos subamos al cerro de los pinos
a echarnos la siesta
a la sombra cuajada y refrescante
de nuestro amigo,el pino de la Corona...

¡Hablé tanto con él cuando a mis quince años
lo descubrí una tarde del otoño 
transportando tu espíritu "nostáljico"!
¡Cómo os echo de menos!
Tú,de negro,espigado,
con esa barba nazarena de bohemio arrepentido,
cansado ya de viajes y de urbes populosas.
Él,pequeño,rebelde,
todavía un burro-niño,
con ansias de trotar entre las florecillas
que tapizan el prado.
¡Vaya par de poetas soñadores y extraños!
Con la sola presencia de vuestros desvaríos
regresando del campo borrachos de verdores,
asustabais a los niños pobres de Moguer
cuando jugaban a ser mendigos al anochecer
por las últimas callejas del pueblo...

lunes, 9 de abril de 2012

Dudas razonables (1)



Si a veces lloramos porque no llueve
y la sequía echa a perder nuestros campos
y sacamos  los santos a la calle
para que nos traigan la lluvia...


Y si otras veces lloramos porque llueve
y porque esa lluvia no nos permite 
sacar a los santos a la calle 
y encima no derramamos ni una sola lágrima
por los cientos de problemas graves que nos acucian
en estos tristes días de crisis... 


...¿cómo nos extrañamos
de que Dios esté siempre tan callado
y no se acuerde para nada de nosotros?


Está claro,un día ya lejano
salió por pies de este país de locos
y nos dejó a solas con nuestras neuras
para evitar contagiarse de tanta estupidez.