martes, 1 de noviembre de 2011

Invierno


Te fuiste en primavera y ahora,en el verano,es tan viva la luz que anida en mi retina,que apenas te recuerdo.

Pero sé que, cuando lleguen los fríos del invierno,cuando la densa niebla cubra el valle con su velo de gotas engarzadas,cuando la escarcha forme sobre los charcos dormidos del sendero un mosaico de diáfanos cristales de carámbano,entonces,sólo entonces...
...volveré a ver tus ojos que me miran desde el suave fulgor de la mañana.
...volveré a oír tu voz en mis oídos susurrándome bajito,muy bajito,dulces palabras de amor.
...volveré a ver tu cara en los espejos de la tarde,mientras la última luz juega a esconderse tras las montañas azules de poniente.

Cuando los troncos secos crepiten en mi solitaria chimenea.
Cuando los fríos puñales del hielo de la noche cuelguen desde el alero del tejado,amenazando con caer sobre los setos de las mustias caléndulas,entonces,sólo entonces...
...mi alma se impregnará del terrible vacío que se dejó olvidado tu insoportable ausencia. 

2 comentarios:

  1. Que sencillo es quererte amigo. Te lo digo bajito, abrazotes, me gusta tu nuevo blog!!

    ResponderEliminar
  2. Pues ya sabes,vuelve cuando quieras,también es tuyo.

    Gracias por ser tan amable Lyliam.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar